Una plaga de ratas mutantes amenazan Reino Unido

29 Oct

Según los últimos estudios, Gran Bretaña se enfrenta a un grave problema medioambiental y de salud pública. En los últimos años el número de ratas “mutantes”, inmunes a los venenos comerciales más comunes, ha ido creciendo. Hoy en día, estas poblaciones son mayoritarias en algunas zonas urbanas.

La causa de este problema es clara. Los venenos que se utilizan habitualmente son, básicamente, dos compuestos: la bromadiolona y el difenacoum. A pesar de que existen muchas sustancias que pueden utilizarse como raticidas, estas dos son las que se usan de manera casi exclusiva. Y como siempre ocurre en biología, los animales acaban adaptándose a ellas, e incluso, tienen una tasa de supervivencia mayor. Por lo que, como viven más tiempo, también tienen mayores posibilidades de reproducirse.

Los científicos ya han advertido sobre este asunto, y han hecho hincapié en dos factores importantes. Por una parte, en cuanto a salud pública, han aconsejado que se empiecen a utilizar otros compuestos. Los individuos que son resistentes a un determinado tipo de veneno no suelen serlo a otros. De esta manera, al cambiar de veneno se recupera la efectividad de estos tratamientos.

Pero aún así, hay que tener otra variable en cuenta. Si se cambia de sustancia debido a un problema así, pero se continúa utilizando el nuevo producto durante un periodo largo, empezará a darse el mismo proceso. Los genes que conceden la inmunidad frente a los venenos actuales seguirán ahí, con lo que podrían existir individuos inmunes a los antiguos venenos y a los nuevos.

 

 

El segundo factor está relacionado con la parte ambiental. Estos venenos se acumulan en los tejidos, tanto de los individuos que son inmunes a ellos como en los que no. Por lo que al acumularse las sustancias tóxicas en los tejidos de los roedores, estos pasan a sus depredadores cuando son cazados. Los más comunes son gatos, pero también muchas aves de presa, en su mayoría protegidas.

Hasta el momento se han analizado sólo una pequeña parte de las comarcas británicas. Pero los expertos prevén que, si no se empieza a variar los raticidas y se establece un sistema de rotación de venenos, en diez años sólo quedarán ratas inmunes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: