“El niño desconocido” del Titanic

15 Abr

La fatídica noche del 15 de abril de 1912 se hizo leyenda cuando el transatlántico el “Titanic” se hundió en las gélidas aguas del océano.

Quizá ya se han cansado de ver, leer y escuchar continuamente las mismas historias: bonitos homenajes que se han hecho por las almas de aquellos que perecieron en el terrible accidente hace ya 100 años. Por esa razón, os propongo que leáis esta. (Totalmente verídica).

Todos conocen la historia del Titanic. Esa historia que comienza un 10 de abril de 1912 cuando la inmensa nave embarca en Southampton (Inglaterra) con destino Nueva York y que cuatro días más tarde, a las 23:40 del 14 de abril, el buque choca con un iceberg al sur de las costas de Terranova y se hunde totalmente a las 2:20 del 15 de abril.

El siniestro se saldó con la muerte de 1.517 personas y se convirtió en el peor desastre marítimo de los tiempos. Fueron muy pocos quienes consiguieron sobrevivir a la tragedia (en su mayoría mujeres y niños) que pudieron topar con un bote salvavidas, aunque muchos menos quienes  fueron capaces de resistir a las heladas aguas del océano.

Se tardaron dos días en montar una operación de rescate para la recuperación de las víctimas. Fueron los barcos que transitaban por las aguas quienes los reportaban a tierra para darles sepultura. Según cuentan las fuentes, los tripulantes del Mackay-Bennett, buque dedicado a la reparación de cables submarinos, quedaron totalmente atormentados al ver tal cantidad de cadáveres que se hallaban flotando (estimaban una cuarta parte). Clifford Crease, uno de los tripulantes, recoge en su libro un escrito que cuenta cómo les afectó el rescate de los cadáveres y especialmente, el hallazgo de un niño de menos de dos años de edad. (Fotografía)

El cuerpo del pequeño flotaba sin chaleco  salvavidas,  Crease y el resto de marieneros se juraron en ese momento la responsabilidad sobre el pequeño. (Lo llamaban “nuestro bebé”).

Duante 90 años el cadaver del bebé reposó en el cementerio Fairview Lawn (Canadá) junto con los restos de otras 120 víctimas del naufragio, sin identificar, simplemente con una inscripción: “erigida en la memoria de un niño desconocido cuyos restos fueron recuperados después del desastre del Titanic, el 15 de abril de 1912″.

El pequeño permaneció sin identidad hasta que en 2007, pruebas de ADN demostraron que era Sidney Leslie Goodwin, un niño inglés de 19 meses que viajaba con sus padres y sus 5 hermanos en tercera clase. Los padres de Sidney también murieron en las frías aguas del Atlántico hace exactamente cien años (fotografía)

Junto con Sidney Leslie Goodwin fueron 53 niños los que murieron en la catástrofe. Tan sólo este bebé pudo ser identficado. Bebé que fue arrebatado de los brazos de su madre por el propio mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: